Buscar:

miércoles, 16 de octubre de 2013

Un mural de Antonio Berni llamado Mercado Colla fue recuperado por el MALBA y Retrospectiva hasta feb 15



Antonio Berni sigue sorprendiéndonos

El jueves 17 de octubre de 2013  se inauguró la exposición de un nuevo Mural de Antonio Berni, que había quedado oculto para el público en general al encontrarse en una quinta particular en San Miguel. Se exhibe en una sala del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), en Figueroa Alcorta 3415 de la Ciudad de Bs As.

Desde octubre del 2014 hasta febrero del 2015 se presenta una retrospectiva sobre sus series Juanito Laguna, Ramona Montiel y sus Monstruos, con piezas traidas de EEUU, Bélgica y prestadas por instituciones publicas y colecciones privadas. Imperdible!!!!!!!!!!


No bien el público sube al primer piso y se deja llevar por la galería, un especie de magnetismo lo lleva directamente a encontrárselo frente a frente, junto con bosquejos y grabados de la misma temática.

El mural,  que no tenía nombre registrado, terminó llamándose  "Mercado colla" o "Mercado del altiplano"porque en él Berni "exalta la etnia americana y mestiza colla como arquetipo del norte argentino, pero también de Perú y Bolivia, a la vez que rescata su cultura, su forma de vida, sus vestimentas coloridas y sus labores", según dicen los restauradores  y curadores del museo.


Junto con el mural se exhibieron 15 aguafuertes realizadas en los años 40 (impresas en 1951) cedidas en comodato por José Antonio Berni, hijo del artista; además de un video documental realizado por El Pampero Cine, que mostrando el proceso de extracción del muro, traslado, restauración y emplazamiento final en Malba.

El mural  Mercado Colla o Mercado del  altiplano  (ca. 1940) amplía la presencia de Berni  en
la colección de Malba, que guarda uno de los conjuntos más importantes del artista, con obras y períodos clave de su producción: el ciclo surrealista con piezas como Susana y el viejo (1931) y La puerta abierta (1932); el Nuevo Realismo con Manifestación (1934) y La mujer del sweater rojo (1935); sus series de Juanito Laguna y Ramona Montiel con La gran tentación (1962), el xilo-collage-relieve Ramona y el viejo (1962), El pájaro amenazador (1965) y Juanito dormido (1978); y Chelsea Hotel (1977) de su etapa en Nueva York, entre otras piezas centrales del artista.

Este mural de 1,29 por 3,30 metros fue realizado con la técnica del "fresco buono", mezcla de pigmentos  con  color  y  cal aplicada a la pared con cal fresca, fechada  entre  1936  y  1943, y tiene una temática americana-indigenista.  Había quedado documentado fotográficamente en el archivo Berni de la Fundación Espigas.

Hace un tiempo el ex-curador en  jefe del museo Marcelo Pacheco  se  acercó a  una  quinta  de la localidad de San Miguel (Pcia. de Bs As)  para certificar la autenticidad del mural. En octubre de 2012 la obra se  constituye en la primera compra realizada por el Comité de Adquisiciones de  Malba  (CDA).  La  negociación  con  su  ex  dueño,  el  titular  de  una  importante   firma farmacéutica se cerró en 110 mil dólares, aunque el valor final con el mural ya restaurado es de más de 1 millón y medio de pesos.

Era un mural exterior, tenía una gran rajadura en un ángulo, estaba despintado en varias zonas y hasta se había construido una ventana en medio."Hubo que extraerlo de la pared en que estaba y reparar los daños, un arquitecto y un grupo de profesionales se encargaron de comenzar la restauración en la quinta y luego la finalizaron en el museo".


Durante seis meses, un destacado equipo de profesionales argentinos, encabezado por la restauradora Teresa Gowland de Frías y el arquitecto Marcelo L. Magadán, trabajó con las mejoras técnicas de traslado y restauración hasta su emplazamiento final en una de las salas del museo.





Antonio Berni fue un gran artista, que durante su larga vida, desde 1905 a 1981,  recorrió una amplia búsqueda estética que lo hizo incursionar desde el realismo, surrealismo, collage, muralismo, etc., etc. siempre con una gran sencibilidad por las problemáticas sociales.
En referencia a los murales el artista escribió en 1942: “La pintura mural debe ser cuidada y mantenida en su pureza, porque ella tiene valores públicos de cultura, como lo tienen los monumentos de la ciudad. La pintura mural cumple una misión distinta a la que puede ejercer la pintura de caballete: individual y de uso privado. La pintura mural tiene su porvenir en el futuro inmediato, y ya lo tiene hoy cuando las grandes muchedumbres se ubican en un plano positivo como elementos participantes de la cultura”.

Se desconoce la fecha de su ejecución, pero se calcula que podría haber sido hecha entre 1936, cuando Berni realizó su primer viaje por el Noroeste Argentino, y 1943, luego de su segundo viaje por la Puna, en el que pasó por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, gracias a una beca de la Comisión Nacional de Bellas Artes para estudiar las tipologías de las culturas coloniales y precolombinas en Latinoamérica. 

El mural pertenece a una época clave en la producción de Berni en la que refuerza su compromiso con la realidad social. La pieza se inscribe dentro del “Nuevo Realismo”, doctrina estética que el artista inició en 1934, luego de la visita al país del mexicano David Alfaro Siqueiros. Período clave: en la misma época en que el rosarino pintó este mural, creó también otras obras fundamentales para el arte argentino: Manifestación (colección MALBA), y Desocupados (colección particular), las dos de 1934, que fueron rechazados por el Salón Nacional y Chacareros, que pudo ser expuesta porque en el centro de la composición ubicó una mujer con un niño en alzas, que hizo pensar al jurado en las madonnas renacentistas y abstraerse del resto que correspondía claramente al conflicto relacionado con el Grito de Alcorta.



 Recordemos que  Berni refuerza su visión del arte comprometido con la realidad social al integrar con Lino E. Spilimbergo, Juan C. Castagnino y Enrique Lázaro, el equipo que ayudó a Siqueiros a pintar otro mural que estuvo escondido en otra quinta, en Don Torcuato, "Ejercicio plástico", que, tras una historia accidentada, hoy se exhibe en el Museo del Bicentenario. (ver artículo del Mural del Bicentenario en este blog)


En esos años, Berni había descubierto el NOA del país y, a partir de 1936, realizó un conjunto de obras dedicadas a la exaltación del carácter de la Puna y sus habitantes. Significó el encuentro con la raza indígena y con una cosmovisión común a gran parte de los países de la región. De esta temática, Berni pintó además un mural en la entrada de su casa (ca. 1940), supuestamente destruido; los grandes óleos Jujuy (1937), hoy colección del Museo de la Patagonia Francisco P. Moreno, Bariloche; y Mercado indígena (1942) desaparecido; tres acuarelas tituladas Boceto de composición (1942) y otras dos, Apuntes de paisaje (1943), además de dos óleos, Coyas en el Altiplano (ca. 1940-1942) y Boceto para Mercado indígena (1942), todas de la colección del Museo Nacional de Bellas Artes. 
En Mercado colla o Mercado del altiplano, el artista exalta la etnia americana y mestiza colla como arquetipo del Norte Argentino, pero también del norte chileno, Perú y Bolivia, a la vez que rescata su cultura, su forma de vida, sus vestimentas coloridas, sus labores y su forma de comercio en su entorno geográfico: el paisaje árido de montañas del altiplano de la Puna y el poblado de arquitectura colonial-española. 

No te olvides que hasta fines de febrero del 2015 se presenta una retrospectiva del autor haciendo hincapié en sus series Juanito Laguna y Ramona Montiel  y favorita de los chicos "Los Monstruos", con obras que se encontraban en EE UU, Bélgica, España, tanto en Museos como en colecciones particulares, imperdible, lo más destacado es la exhibición de los tacos de los grabados, donde por supuesto también incorpora objetos poco ortodoxos según las técnicas de grabado clásicas. Una ocasión para acercar a los niños al arte, es hermoso verlos agachandose para ver detalles, preguntando sobre Juanito,  salen fascinados.

Fuentes:

http://quehacemosonline.com.ar/mural-indigenista-de-antonio-berni/

Yahoo noticias agencia EFE.

Revista Ñ

Mercedes Pérez Bergliaffa. Diario Clarín. Buenos Aires. 15 de octubre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario